Publicado el

Crema de millo

Qué bueno el “pelete” que ya está haciendo, sobre todo porque cuando llegas a casa abrazándote a la chaqueta y frotándote las manos para entrarlas en calor, nada mejor que una crema calentita capaz de elevarnos la temperatura como si estuviésemos pegaditos a una estufa.

Esta receta recuerda a los calditos de millo de las abuelas, en este caso el sabor no pierde ninguna potencia y además gana en suavidad. El millo está lleno de propiedades y vitaminas (A, B y E) y favorece muchísimo al funcionamiento del metabolismo, así que si la tomamos como cena, no se nos hará pesada. Aunque bien es verdad que no deja de ser un cereal y por ello contiene hidratos de carbono, así que si durante el día has hecho ejercicio o lo piensas hacer por la tarde, esta cremita es una aliada.

Esta semana ha sido el primer plato en casa con el que ir abriendo el apetito o como le gustaba decir a mi abuela, para calentar las paredes del estómago. Cierto es que hacía tiempo que no la preparaba y mi pequeño ejército cuando vio el color, enseguida empezaron a preguntar por los ingredientes, que si esto qué lleva? esto no me va a gustar, a mi el millo no me hace gracia…. Y yo respondiendo, como un mantra, por la puñetera manía que tienen de comer con los ojos y no dejarse guiar, al menos, por el olfato. -Prueben. Prueben y ya me dirán si les gusta. Y así puedo estar diciendo lo mismo hasta quince veces seguidas, no sé ni cómo a estas alturas no me he grabado y solo me costaría darle al botoncito de play.

Pero probaron, vaya que si probaron. Después de superar la letanía de reproches y las caras de disgusto, solo se escuchaba -Ummmm….  y como la cuchara golpeaba una y otra vez la hondilla hasta finalizar con el raspadito del fondo.  No repitieron porque les quedaba el segundo plato pero casi seguro que esta noche llegarán de entrenos y biblioteca pidiendo de cena la crema de millo.

Les invito a que hagan lo propio y la prueben, les garantizo que se irán más contentos y calentitos a la cama.

INGREDIENTES (como para 5 personas)

  • 4 Piñas de millo
  • 1 Puerro
  • 1 Papa grande o dos medianas
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra
  • Agua
  • 100 ml de nata para cocinar o de queso freso o queso tierno (yo utilicé nata esta vez)

MODO DE HACERLA

Empezaremos cortando el puerro en pedazos pequeños y lo rehogaremos en el fondo de un caldero (alto) con aceite de oliva.

Mientras el puerro se rehoga, sin dejar que se queme, iremos cortando la papa en cuadritos.

Una vez el puerro empiece a coger color, incorporaremos la papa ya cortada, las piñas (peladas y lavadas y con cuidado de que no tengan hebras) y verteremos el agua hasta que cubra las piñas. Las piñas las incorporaremos enteras.

Taparemos y dejaremos a fuego vivo hasta que hierva, una vez rompa el hervor, mantendremos a fuego medio (6) durante 25 minutos.

Una vez pasado los 25 minutos, retiraremos solo las piñas, apartaremos el caldero del fuego y apagaremos, pero mantendremos el resto dentro del caldero.

Las piñas las dejaremos fuera, unos 15 ó 20 minutos hasta que se atemperen y así no nos quememos las manos al manipularlas. Una vez atemperadas y con ayuda de un cuchillo de punta redonda, iremos desgranando las piñas. Puede parecerles pesado este paso pero no es así, se levantan los granos con bastante facilidad.

Los granos resultantes, los volveremos a meter dentro del caldero con el resto del caldo e incorporaremos también al caldero, los 100 ml de nata.

Volveremos a poner el caldero al fuego, potencia media (5 ó 6) durante 5 minutos y removeremos para que se integre muy bien la nata con el resto de los ingredientes.

Una vez lo tengamos todo bien ligado, así en mismo, en caliente, pasamos todo por la batidora de mano hasta que todo esté perfectamente batido y sin ningún tropezón.

Y ya por último y dado que la cáscara del millo es difícil de triturar, pasaremos toda la crema por un colador de malla fino y así nos garantizaremos que no quede ningún resto incómodo a la hora de tomarla.

Y ya está lista!! Si les gusta el millo, no les quepa duda que aquí tienen una crema diferente a las que solemos tomar, si además son de los que les gusta aportar texturas a las cremas, a esta en concreto le va mucho unos coscorrones de pan frito o bizcochado por encima a modo de topping.

Buen provecho!

 

 

 

 

 

6 opiniones en “Crema de millo”

  1. *Sólo una pregunta simple.
    Da la casualidad que por cuestión más bien de comodidad no me gusta cocinar las piñas,aunque sí me gusta más utilizar el millo que viene enlatado.
    ¿Influiría en la receta usar el millo de lata en lugar de las piñas?. ¿Quizá pueda variar el tiempo de la cocción?
    Gracias (^_^)

    1. Hola Soledad, influye en el tiempo de cocción que prácticamente solo sería calentarlo (después de rehogar el puerro) para luego batirlo y colarlo igualmente, en la intensidad del sabor con lo que habría que ponerle más cantidad (al menos cuatro latas) ya escurridas y en que se queda más acuosa por lo que habría que aumentarle de 100 ml de nata a 150 al menos, sino 200. Pero seguro que también estará muy rica. Gracias por tu comentario!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.