Publicado el

Paquita Salas, icono

Paquita Salas junto a Los Javis.
Paquita Salas junto a Los Javis.

Paquita Salas es la niña bonita que recorre la ciudad encima de sus tacones, renuncia a las penas y canta por bulerías. Paquita ha creado escuela, ya no solo en el mundo de los representantes sino como ser humano: ¡qué buena gente eres, Paquita! Siempre pa’lante: no crees en las venganzas, ni en las falsas amistades. Eres tan maravillosa como el Ambi pur. Cuando estás de bajona te transformas en un dinosaurio que se lo come todo, olé tú. Mejor comerse el mundo, que destruir a la gente. Paquita, grande. Paquita, te queremos. Paquita, no dejes de existir. ¡Qué sería del mundo sin ti!

Publicado el

Carmen

 

Carmen se enamoró de su mirada, de su forma de caminar. Pero, él desapareció. Fue un amor casi soñado, un fantasma que perturba el alma para escaparse a otro mundo. Enamorada. Carmen desenamorada juró no volver a enamorarse. El fantasma volvió después de veinte años. Aquella belleza se había convertido en una vieja con artrosis sentada en el umbral de su casa. Barría su casa por las noches. Cocinaba al mediodía y todo lo demás se lo dedicaba a las telenovelas. Su amor volvió, pero ella perdió veinte años de su vida por un hombre que la quería para dos horas; y no una vida.

Publicado el

La soledad de Juan Carlos I

 

He prometido proteger su recuerdo, su familia, su gloria pero al viejo lo han sacado de su muerte. Soy lo que soy por él, mi Caudillo. Discúlpenme, no puedo hacer mucho. Sólo soy un rey retirado de la corona y de sí mismo, retirado del mundo y de sus promesas. Discúlpenme, Dios sabe que no merezco perdón. La democracia es superior a mis promesas, Don Francisco.