Publicado el

Crema de calabaza con cardamomo

La verdad que me hubiera gustado mucho más traerles hoy la receta de puré de castañas (lo haré más adelante) pero no encontré las castañas. En cambio  si las calabazas y no porque sea hallloween,  es que están en su mejor momento y aunque las temperaturas no acompañan,  el cuerpo y sus bioritmos empiezan a pedirnos cuchara y aires de otoño.

Yo no celebro halloween, yo le sigo la corriente a mis hijos pero no dejo de contarles que esas no son nuestras tradiciones, entiendo que quieran salir con amigos, ataviados con ropas que casi dan más asquito que miedo, que desde pequeños dan rondas por el edificio, molestando a los vecinos y pidiéndoles trucos y tratos, sin saber si quiera que deberían asustarles (si somos fieles a tradiciones ajenas) cuando lo que realmente querían  preguntar era si la buena o buen vecino, les daban unas golosinillas con las que pasar el resto de la tarde subiendo los niveles de azúcar y al día siguiente a dieta blanda.

En fin, yo ayer me dediqué a seguirles la corriente un año más, ya son más grandes, ya no buscan chuches sino pasar un buen rato entre “colegas” por las calles del barrio. No se crean, casi que me parece más sano pero no sin antes contarles que a mediodía había ido al cementerio, a limpiar el polvo de la tumba de sus bisabuelos, a ponerles las flores más lindas que encontré, a pararme un rato y contarles que tal iba todo porque eso es lo que yo hacía tal día como hoy, cuando fui niña y lo seguí haciendo aún más mayorcita.

Ataviadas con cubos, con paños, con flores, con abuela, con mamá, con tías, con primas, desfilábamos al cementerio del Puerto y al de San Lázaro, buscábamos a nuestros muertos y los muertos de parientes y dejábamos aquello listo para pasar revista. Nunca me planteé hacer otra cosa un día como hoy. A las mayores de la familia todo aquello les reportaba paz y hoy que por testigo me toca ir y cumplir con la tradición no se imaginan lo que  me acerca a mi abuela y a su recuerdo. Hoy soy dueña yo de su paz porque heredé tradiciones como ésta…..

INGREDIENTES

  • Unos 800 grs de calabaza
  • 1 Papa grande
  • 1 Puerro
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 puntita de una cuchara de postre de Cardamomo
  • Agua

MODO DE HACERLO

Primero que nada, pelamos la calabaza y retiramos sus pipas. La lavamos bien y la cortamos a pedazos cuadrados, como lo solemos hacer con la verdura de un potage.

Ahora lavamos bien el puerro, le cortamos lo verde ya que usamos solo la parte blanca y partimos en pedazos pequeños. Un vez partido, en el fondo del caldero donde vayamos a hacer nuestra crema salteamos el puerro con aceite de oliva (un buen chorro)  Cuidado que no se queme, solo hay que saltearlos uno pocos minutos porque si el puerro se quemara dejará  un sabor amargo nada agradable.

Cuando ya el puerro esté blandito (bobito decía mi abuela) incorporaremos la calabaza y removeremos un poco. Acto seguido también haremos lo mismo con la papa, lavamos, cortamos en pedazos algo más pequeños que la calabaza e incorporamos al puerro y la calabaza, mezclamos bien todo. El motivo por el que la papa se debe pelar, lavar y cortar sobre la marcha sin dejar en remojo previamente es porque necesitamos del almidón de la papa para espesar nuestra crema sin necesidad de añadirle nata, ni queso para aportarle cuerpo y cremosidad.

Sobre la marcha cubrimos con agua (agua buena de botella) y solo cubriremos justo por encima de la verdura sino se nos podría quedar aguada.

Ponemos a fuego medio-alto hasta que rompa a hervir y en ese momento bajamos a fuego medio-bajo (tipo 5) y calculamos 20 minutos y removemos de vez en cuando. Veremos que a medida que pasa el tiempo, la calabaza se va deshaciendo y ya les adelanto que el aroma que va dejando en la cocina es de lo más sugerente….

Cuando queden como unos 5 minutos, incorporaremos la puntita de cardamomo. Me encanta este sutil detalle, realza la calabaza y aporta cierto toque anisado que hace de esta crema algo muy goloso.

Realmente no es necesario aportarlo,  por sí sola esta crema sin cardamomo está deliciosa pero si lo encuentran (les recomiendo buscarlo en supermercados Hindú ya que no es fácil encontrarlo) al menos una vez, hagan la crema y pónganselo….

Exquisito.

Pasados los 20 minutos, dejamos reposar poco, apenas unos 2 minutos más y a pasarlo todo por la batidora. Lista para comer. Ideal para saborearla. Mejor aún si la compartes.

Feliz Día de Todos los Santos.

 

 

6 opiniones en “Crema de calabaza con cardamomo”

  1. La receta tiene una pinta estupenda y aprovechando que mi jardín me ha dado una calabaza voy a usarla para ello.
    Seguramente será un fallo de impresión. La palabra potaje como todas las que terminan en aje se escriben con j
    Muchas gracias por la receta.

    1. Muchas gracias Roberto!! Tienes toda la razón. Es con j y creo recordar haberlo escrito así. No sé si será el corrector o la cercanía en el teclado.
      Espero que te guste el resultado!!!

  2. Seguro q estará buenísima. Yo la crema de calabaza la hago con zanahora, cebolleta y gengibre, y siempre es un exito, pero voy a probar tu versión.

  3. Perdona pero tengo que decirtelo; ¿agua “buena” de botella? El agua del grifo es perfectamente “buena”, y no viene envasada, o sea, no genera residuos.
    Creo que es responsabilidad de tod@s, en especial de los medios de comunicacio empezar a concienciarnos de que el agua del grifo en canarias es POTABLE.
    Pd; yo la hago igual pero sin cardamomo, esta genial 😉

    1. Hola Sergio, he oído de todo, que se puede y que no se puede o no se debe, pero tienes toda la razón. Por lo pronto ya en casa el envase del agua es de cristal y no envasada en plástico pero por supuesto que hay que ir más allá. Gracias y tomaré nota de lo que me dices!! Gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.