Publicado el

Tartar de tomate y aguacate

Parece que esta semana el otoño está tocando en la puerta y aunque empieza a apetecer algo más calentito y de cuchara, mi secreto confesable es que no me puedo resistir a las recetas que llevan aguacate, al aguacate en sí de todas las maneras y en todas las estaciones del año. Aunque he de decir que está de temporada (desde septiembre y hasta mayo) pero aún así no baja el precio. Terriblemente caros!!!

Así que aparte de aportar Omega del bueno y ser saciante, casi que en casa lo hemos convertido en un ingrediente “gourmet” y cuando lo preparamos en guacamole, en tostadas con unas granadas por encima, abierto y por la mitad y con sal y listo o con este tartar, empiezan las guerras de las porciones. El aguacate en casa nos une lo mismo que nos desune. Todos nos sentamos en la mesa a la vez pero no siempre todos quedamos contentos con lo que cae en nuestro plato. Tú tienes más, yo cogí menos. Tú te pusiste más y me diste a mi menos. Pero al fin y al cabo, todos estamos juntos en la mesa y a la vez, comiendo algo que nos encanta a todos y eso créanme que en casa es magia de la que se hace sin varita.

INGREDIENTES

2 ó 3 Aguacates maduros (los de piel oscura y rugosa)

4 ó 5 Tomates para ensalada

El zumo de dos Limones

1/2 manojo de Cilantro fresco (solo las hojas)

1 cucharadita de Azúcar moreno

Aceite de oliva virgen

PREPARACIÓN

Primero que nada pelaremos los tomates y para que nos sea más sencillo, pondremos agua a hervir y cuando rompa el hervor a borbotones, echaremos dentro los tomates y los dejaremos solo 1 minuto. Desde que pase el minuto sacaremos los tomates y los sumergiremos sobre la marcha en agua fría. Los mantendremos así otro minuto y ya podemos quitarles la piel como si fuera papel. Súper fácil.

Ahora los picaremos en cuadraditos pero antes retiraremos las semillas. Les adelanto que este es el paso más engorroso y dura un poquito de tiempo y que será inevitable que se nos cuele alguna semillita (no pasa nada) pero si mientras tanto se ponen musiquita de fondo, se hace más llevadero. Una vez lo tengamos, reservamos.

Ahora haremos lo mismo con los aguacates. Pelaremos y cortaremos en daditos parecidos a los que hemos hecho con los tomates.

Una vez picados los pondremos junto con el tomate porque ya solo nos queda el aliño y eso es rápido. Además al juntar el tomate con el aguacate, evitaremos que el segundo se oxide.

Para el aliño exprimiremos los limones,  le añadiremos un buen chorrito de aceite de oliva virgen y una puntita de azúcar moreno (el tamaño de una cuchara de moka)

Mezclaremos bien los tres ingredientes y reservamos.

Por último, desprenderemos las hojas de cilantro de sus tallos, yo las voy colocando dentro de un tarrito o recipiente de talle corto porque ya una vez tengo las hojas separadas y en el tarrito, me ayudo de unas tijeras y las voy cortando muy menudas. Es facilísimo hacerlo así y más rápido y con mejor corte que con un cuchillo.

Y ya solo nos queda mezclar el cilantro con el aliño y verter todo sobre el tomate y el aguacate. Mezclaremos con mimo para que el aguacate no se nos desintegre demasiado y con la ayuda de un aro de emplatar, colocamos todo sobre un plato tal y como ven en la imagen.

Si no dispusieran de un aro de emplatar, pueden cortar la base de una botella plástica de 1.5 lts y volver a cortar en el cuerpo de la botella, según queramos de profundidad nuestro aro. O sencillamente pueden darle otra forma con otros moldes o lo que se les ocurra. El resultado será exactamente el mismo, delicioso, suave y ojito porque también es adictivo.

 

 

4 opiniones en “Tartar de tomate y aguacate”

  1. Lo he probado haciéndolo como entrante, y el resultado ha sido espectacular, yo lo he puesto como acompañamiento de rape a la plancha y el maridaje ha sido perfecto, muchas gracias por estas sencillas y deliciosas recetas
    Un saludo muy efusivo desde Valencia.

    1. Muchas gracias Manuel! La verdad que acompañándolo con pescado hacen un tándem perfecto. Muchas gracias por tu comentario y un saludo afectuoso desde Gran Canaria.

  2. El tallo del cilantro se poede aprovechar, cunde muchísimo más. El cilantro no es barato. Anque también es verdad, el aguacate se lo.merece. el mismo aliño se puede hacer con la batidora, que muy homogéneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.