Publicado el

Nan-kima

Cuando una siente auténtica pasión por la cocina siempre está en alerta, bicheando nuevas recetas con las que disfrutar, descubriendo nuevos sabores, aumentado el tiempo que se pasa en la cocina y escribiendo nuevos renglones en el recetario. Viene a ser algo así como lo le sucede a un deportista cuando mejora  su marca y consigue batir récord.

Pues aquí les traigo hoy, una receta de récord.

Es una versión de una receta hindú. Llegó hasta a mí gracias a mi tía Mapino y cada vez que lo prepara vamos todos a su casa como poseídos por los olores que desprende, entre primos y tíos nos convertimos en una especie de caravana de Hamelin.

El nan hace referencia al pan hindú pero como sigo con síndrome de la cueva y procuro no alejarme mucho de mi casa,  lo que utilicé esta vez fueron tortitas de trigo que también quedan muy  buenas.

La carne está súper especiada pero les recomiendo que hagan la receta y que la prueben porque es única y exquisita y no soy capaz de darles una referencia comparativa,  lo que si que les adelanto es que al igual que yo, no tardarán en abrirle espacio en su recetario cotidiano, en prepararla cuando tengan gente invitada en casa, cuando toque la serie a la que te has enganchado y te lleves la bandeja delante de la tele o cuando porque sí porque te apetezca y llegues a convertirla en nuevo vicio.

INGREDIENTES

  • 500 grs. de ternera molida.
  • Una cuchara tamaño postre de cúrcuma.
  • Una cuchara tamaño postre de curry en polvo.
  • Una cuchara tamaño postre de garam masala.
  • Una raíz de jengibre .
  • Dos cebollas.
  • Dos dientes de ajo.
  • 150 grs.  de tomate triturado.
  • Vinagre de manzana.
  • Unas hojas de hierbahuerto.
  • Colorante (opcional).
  • Aceite de oliva.
  • Sal gruesa.
  • Unas gotas de Tabasco (opcional)
  • Un yogur natural.

ELABORACIÓN

Empezaremos cortando muy menuda, una de las cebollas. Haremos lo mismo con los dos dientes de ajo y pelaremos la raíz de jengibre y la rallaremos.

En un caldero bajo, con buen diámetro, calentaremos el fondo con aceite de oliva, una vez caliente, incorporaremos la cebolla, el ajo y el jengibre y cocinaremos hasta que los tres ingredientes queden muy bien hechos pero sin que se quemen.

Mientras tanto sazonaremos la carne con sal gruesa.

Una vez tengamos la fritura lista, añadiremos la carne y saltearemos a fuego medio, hasta que veamos que ya no queda ninguna parte roja a la carne.

Añadiremos las especies y mezclaremos bien. Seguimos manteniendo a fuego medio.

Observaremos que el conjunto coge cierto tono color marrón y de repente toda la casa se llenará de olores súper exóticos. Cuando tengamos todo bien mezclado, añadiremos el tomate triturado y volveremos a mezclar.

Mantendremos todo el conjunto a fuego medio, hasta que veamos que se va secando y no queda líquido en el caldero. Mientras se guisa, podemos ir preparando la salsa que lo acompaña. Si les gusta que pique un poco, es el momento de verter sobre la carne, unas gotitas de Tabasco.

Para la salsa, pelaremos y cortaremos en juliana la otra cebolla y la maceramos en vinagre de manzana, hasta el momento de utilizarla.

Cuando la carne está lista, la colocaremos en una fuente. Para la salsa, escurriremos el vinagre y añadiremos a la cebolla el yogur natural y las hojas de hierbahuerto picadas muy finas, mezclaremos y si disponemos de colorante, nos quedará un resultado más aparente y divertido. Si no lo tenemos, no es esencial porque no varía el sabor.

En el momento de servir, llevaremos a la mesa la fuente con la carne, la salsa en un recipiente aparte y el pan o las tortitas. Cada cual rellenará la tortita o el pan a su gusto , verterá salsa por encima, enrollará y listo para viajar con el paladar.

 

2 opiniones en “Nan-kima”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.