Publicado el

Solomillo de pavo (con salsa riquísima)

Pues se acabaron muy pronto estas mini vacaciones. Cuando ya te estás acostumbrando a que no suene el despertador, a no mirar el reloj, a caminar desde el faro de Maspalomas hasta la punta del Inglés cada mañana, a que los ya no tan niños empiecen a practicar cierta independencia, a pasar ratos bonitos entre amigos, al solecito aunque solo fuera a ratitos, a comer lo que te apetezca sin sentirte culpable porque tu conciencia te da tregua y sabe que estás de vacaciones así que te permites licencias del tipo  un platito de pasta para la cena…. Total, al día siguiente lo bajo caminando por la playa. Y así uno, dos, tres y al cuarto día estás entre triste y perretosa. Dejas con cierta nostalgia lo vivido y tardas el doble en guardar el equipaje y en poner la lavadora que lo que tardaste en hacerlo para salir corriendo. Continuar leyendo “Solomillo de pavo (con salsa riquísima)”