Publicado el

Euromenores que se han vuelto ludópatas

Euromenores que se han vuelto ludópatas8.jpgLa calle tiene fisiognomías, jóvenes fisiognomías que estiran sus arrugas en nombre de los higos; las pasas o la voluntad de la cebolla. Lloran, tiran de la culpabilidad para dar sentido y olfato al dolor. El dolor huele a jaqueca, mientras la culpabilidad se percibe-o se apuesta- en las caras imberbes ante la navaja de Ockhan: se electrocutan con una trenza de videojuegos, y enchufan sus rostros de zanahoria a la pantalla; olvidándose del tiempo y el vapor. He visto caras-zanahorias quemadas. Me olvido. Recuerdo la vitalidad de las pasas arrugadas y dulces: ganan con los años.
Continuar leyendo “Euromenores que se han vuelto ludópatas”