Carrillo y la Historia

Se ha muerto usted, don Santiago, algo que ya ni considerábamos posible, y de veras que lo siento, aunque sé que la otra España machadiana estará dando botes de alegría. Eso tiene la ultraderecha montaraz y vengativa de este país, que celebra los muertos, es su vieja costumbre. La gente que mira al futuro no celebra la muerte de nadie, aunque sea un adversario ideológico y haya estado enfrentado en una guerra. Su vida ha sido muy larga, pero siempre duele la partida. acarrFoto0225.JPGEn este momento en el que sé que con su desaparición física se cierra un capítulo de la Historia de España, debo recordar sus desvelos por hacer cicatrizar las heridas. Siento que en estos momentos tanto esfuerzo no ha sido suficiente, pero no es culpa suya, es el alma envenenada de este país que tiene la maldita costumbre de liarse consigo mismo al menos un par de veces cada siglo, y como hace más de 70 años que acabó el último aquelarre tiene mono guerracivilista. En realidad hace menos, si consideramos la represión franquista y los 50 años de ETA. Ya sabe, España siempre igual, Luis Candelas y Esquilache, aunque ahora los bandoleros no usan trabuco sino ordenadores, no actúan por los caminos de Sierra Morena sino en los consejos de administración, y a las cargas indiscriminadas de los alabarderos las llaman orden público. Qué le voy a contar, don Santiago, que tenga usted un buen viaje. Ya se le echa de menos.

Un comentario en “Carrillo y la Historia”

  1. Cuando oí que usted D. Santiago se había muerto, me recordó a mi padre, aunque nunca fue amigo suyo, las desavenencias políticas venían precisamente porque casi unos niños militaron juntos, mi padre se adelantó 6 meses en su marcha y justo de él hablamos los cercanos y amigos. Y yo ya ve usted D. Santiago al morirse mi padre pensé en usted. Quizás porque el tener constancia de que yo una vez fui de “Aquellos” que creimos en una Sociedad Justa, y nos parecía que usted la representaba, ya ve, y lo lamento por usted y mi padre se mueren en los peores momentos de una Sociedad Capitalista en la que no quisieron nunca.
    Yo por usted reverencia tenía o tuve y mi recuerdo es afectuoso, porque además tenía un gran sentido del Humor y eso cuando no había transición ni siquiera Franco habia muerto.
    Puede que ahora no me crea lo de la democracia interna, que no crea en la mayoria de aquel Partido que España necsitaba, pueden muchas cosas. Que del Comunismo un dia se deshizo ante nuestros ojos unos antes y otros después, que quedan los que piensan que Cuba es…o Venezuela es…o Bolivia es..
    Quizás oigo la Internacional y me sienta con un nudo en la Garganta, porque me recuerda aquellos tiempos, en los que corrimos delante de los Grises, en que nos aporrearon y no entendia por qué me pegaba tanto aquel gris, porque estuve en la carcel por lo que Usted nos mandaba Señor Carrillo a través de los Comisarios Políticos.
    Digamos que en sentido literal dejó muchos muertos en el camino, de eso Jorge Semprún le dirá ahora y le recordará La Primavera de Praga, o no.
    Pero yo siento que se haya muerto, como siento, de otra manera la muerte de mi padre. Siempre ocoltundo sus Ideas. Y como Radio Pirenaíca ni olvida ni perdona.
    Usted sin saberlo fue parte de mi juventud y de muchos que ahora en la distancia nos recordamos y muchas veces hasta nos reimos.
    No puedo decir que la Política ya no es parte de mi vida, porque lo es, pero no puedo creer en ningún Proyecto Nuevo, lo siento. Pero no me quedo impávida hasta pasar de todo lo que ocurre ahora.
    Ya digo Carrillo tenía esa sorna para contar acontecimientos que le salvaba de la forma autoritaria conque pedía se le obedeciera.
    Cada uno tendrá una visión sobre D, Santiago Carrillo porque a nadie deja indiferente.
    No le puedo decir hasta la Victoria sieempre, porque usted sabe que ya no hay victorias, pero si puedo decir que esta sociedad sea máss benevóla con nosotros, es que no recivimos nada y algo nos merecemos, un presente sin tantos sobresaltos y un Mundo mejor.
    Descanse en paz D. Santiago. Siempre será recordado , indeferente no dejará a nadie. La Historia lo recordará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.