Nos hemos hecho unos blandos

Desde hace unos años, el clima se ha convertido en tema recurrente de conversación y de récords que sólo están en la mente de las personas: “Nunca había hecho tanto calor como este verano”, “vaya un verano raro, es que ni ha hecho calor, esto no había sucedido nunca”, “este es el invierno más frío del siglo”, “nunca se ha visto un mes de febrero tan cálido/frío/seco/lluvioso”.
nieve1.jpg Cada año me sorprendo al ver que la gente se queja de “lo calurosos que son este año” los meses de septiembre y octubre, y, que yo recuerde, esos dos meses son la etapa más cálida de la ciudad de Las Palmas, de toda la vida, pero cada año sorprende a sus ciudadano que porque han acabado las vacaciones oficiales de agosto han decidido que ya no debe haber calor.
Ahora ha entrado la calima por unos días, y tampoco es tan raro que ocurra en este tiempo. Yo recuerdo un febrero de hace años en el que hubo calima densa todos los días del mes. Antes la gente aguantaba el clima, pero ahora es indispensable el aire acondicionado o la calefacción, y los telediarios abren con una nevada en invierno o un termómetro a más de 35 grados si es verano. Esto sí que ante no pasaba. Nos hemos hecho unos blandos.
***
La foto la tomé de Canarias7, que publicó una hermosa colección de las cumbres de Gran Canaria durante las recientes nevadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.