Publicado el

Cambio climático y las estrategias de comunicación

Hace unos días realizó una intervención la investigadora y activista medioambiental, Claudia Asensi Zárate, en la sesión de los ENCUENTROS CON PERSONAS EXPERTAS celebrado en el Centro Socio-Cultural LA CASA VERDE de Firgas.

Se trata del Proyecto Cobiodiver II, promovido por el colectivo La Vinca Ecologistas en Acción.

Muy sugerente su intervención sobre la “EMERGENCIA CLIMÁTICA: ¿ACERTAMOS O ERRAMOS EN LAS ESTRATEGIAS DE COMUNICACIÓN?”. Reproducimos algunos de los temas abordados.

El cambio climático ¿es real?

Hay que constatar que realmente hay un cambio climático y para ellos son imprescindibles los informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU.

Lo siguiente es analizar las causas, las evidencias, sus consecuencias, sus impactos y las soluciones.

La principal causa del cambio climático es la creciente acumulación de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera fácilmente medible y que alcanzó sus máximos históricos en mayo de 2019.

Todos los estudios concluyen que existe una correlación directa entre el CO2 en la atmósfera y la subida de las temperaturas en el planeta por el llamado efecto invernadero.

El efecto invernadero es imprescindible para el desarrollo de la vida en la Tierra ya que impide que el calor del Sol abandone la atmósfera terrestre. Pero un exceso de este efecto es también el responsable de la subida de las temperaturas.

Los países que más gases de efecto invernadero arrojan son China (27%) y Estados Unidos (15%) sin embargo en estas cifras no se considera que los productos de estos países no sólo se consumen en ellos, sino que, sobre todo en el caso de China, se destinan a la exportación, por lo que se debería tener en cuenta no el lugar de emisión de estos gases, sino el país donde se consumen los bienes producidos.

Por sectores los más contaminantes son la producción de electricidad, seguidos de lejos por el transporte, la industria, los servicios públicos y la construcción.

No hay estudios sobre cuál es la contribución de las nuevas tecnologías en el clima sobre todo en lo referente a la refrigeración de los grandes ordenadores y al almacenamiento masivo de datos. Es pertinente la pregunta de ¿cuánta energía y cuanta contaminación genera un WhatsApp?

¿A qué se debe el silencio mediático sobre el cambio climático?

Es evidente que hay un consenso científico en cuanto al cambio climático, a su importancia y rapidez, sin embargo, esto no se ve reflejado en los medios de comunicación de masas.

Las empresas más contaminantes (principalmente las eléctricas, como ya se ha visto más arriba) han invertido ingentes cantidades en comprar medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales.

A la vez, estas empresas encargan contra informes negacionistas.

A esto hay que añadir que los periodistas deben contrastar sus informaciones por lo que se ven con dos fuentes contradictorias.

Se puede alegar que actualmente existen otros medios de acceder a la información como internet, pero hay estudios que revelan una correlación directa entre la salida de una noticia en la televisión y las búsquedas de ese hecho en internet. Podemos decir que aún perdura la máxima de que “lo que no sale en la televisión no existe”.

Como quiera que la realidad del cambio climático es cada vez más evidente, los esfuerzos de estos lobbies negacionistas se han reorientado a sus causas atribuyéndolas a fenómenos naturales y negando la influencia del hombre.

También influye el lenguaje poco contundente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU.

Cumbres del Clima

Desde la primera en Berlín en 1995 y hasta la fecha se ha realizado 25 Cumbres del Clima.

En ellas se han definido políticas concretas destinadas a frenar el incremento de las temperaturas. Análisis posteriores de las mismas han puesto en evidencia su falta de rigor ya que, si se aplicasen estrictamente (cosa que no ha sucedido) producirían un incremento medio de entre 2,5 y 4,4 grados centígrados para el año 2100, muy lejos del objetivo perseguido.

Hay que distinguir entre el clima y el tiempo atmosférico. El primero se refiere a la tendencia histórica mientras que el segundo es una medida puntual.

Según datos del CIS de noviembre de 2018 el 80% de los españoles afirman que existe el cambio climático, el 60% creen que se puede parar y el 90% aseguran que para ello es necesario introducir cambios profundos en nuestra sociedad. El 46,5% cree que el que contamina debe pagar.

Es generalizada la opinión de que hay un problema, pero de que individualmente no se puede solucionar.

Punto de no retorno

¿Estamos en el punto de no retorno? Cada nuevo estudio concluye que este punto se está acercando más en el tiempo, si antes se consideraba que este estaba en 2030, hay muchos científicos que lo sitúan en el 2020. Cada día es un punto de no retorno.

Hay que considerar que, aunque dejasen de producirse estos gases hoy mismo, sus efectos seguirían produciéndose varios años más.

El problema se retroalimenta: un aumento de la temperatura implica una disminución de los hielos que a su vez libera gases de efecto invernadero como el metano que hacen que suba la temperatura.

Cuando se tala un árbol no sólo se termina con una fuente de purificación del aire sino que estos son sumideros de carbono por lo que, además se liberan a la atmósfera gases de efecto invernadero como el CO2 o el metano.

Situación en Canarias

No hay datos específicos suficientes de Canarias.

Se sabe que el 85% del CO2 lo genera la producción de electricidad mediante la combustión de residuos fósiles a pesar de que Canarias es muy rica en fuentes de energías alternativas como la eólica, la solar, la mareomotriz y la geotérmica.

Le siguen el transporte y el tratamiento de residuos.

No hay datos sobre el impacto de nuestra principal industria: el turismo o de la importación de alimentos.

Sin embargo, las consecuencias del cambio climáticos son palpables en acontecimientos como el huracán Delta, las invasiones de micro algas o el gran incendio de Gran Canaria.

El Gobierno de Canarias declaró la Emergencia Climática el 30 de agosto de 2019 pero sigue apostando por el incremento de las carreteras por lo tanto del uso individual de los automóviles.

Actualmente hay unos 700.000 canarios en situación de pobreza, esta cifra se puede agravar si el cambio climático afecta a la llegada de turistas.

Soluciones

No queda otra solución que cambiar de modelo productivo, no basta con un crecimiento verde, hay que decrecer la economía.

Hay que:

  • Cambiar las fuentes de energía.
  • Cambiar la forma y cantidad de consumo.
  • Implantar una tasa verde.
  • Reorientar las inversiones públicas.
  • Disminuir las jornadas de trabajo.
  • Crear nuevas instituciones.

La emergencia climática es también una emergencia social que o repercutirá en la forma de vida de cada uno de nosotros.

Se corre el peligro de que este cambio devenga en una mayor desigualdad social.

Objetivos de la comunicación del Cambio Climático

  • Promover una voluntad social para combatir el cambio climático.
  • Mediar entre los científicos y la sociedad.
  • Hacer que la sociedad lo perciba.
  • Promover la responsabilidad.
  • Evitar el negacionismo.

Para ellos se puede utilizar el método de Lasswell que consiste en analizar los siguientes puntos:

  • Quién genera la comunicación: la administración, la empresa…
  • Qué efecto quiere producir
  • Qué canal usa, la televisión, internet…
  • A quién va dirigida, a los consumidores, a los votantes…
  • Para qué comunica, para cambiar, adaptar, generar resilencia, empoderar…

El lenguaje científico no llega a todo el mundo, por lo tanto, hay que cambiarlo para comunicar valores que son los que realmente nos mueven.

Lo políticamente aceptable, es ecológicamente desastroso. Lo ecológicamente necesario ¿es políticamente imposible?

Para el desarrollo de este proyecto, La Vinca Ecologistas en Acción, como entidad promotora del mismo, ha establecido alianzas de colaboración con Ben Magec-Ecologistas en Acción, Asociación Canaria de Economía Alternativa, Asociación de Mujeres Maresía y diferentes Centros Educativos de la zona, contando con la financiación de la Consejería de Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria.

Felicidades por el trabajo, no solo de organizarlo, sino, además, de resumir los debates para la posterior comunicación y el intercambio del conocimiento.

 

Publicado el

Los europeos opinan que el cambio climático debe ser la primera prioridad

Los europeos opinan que el cambio climático debe ser la primera prioridad del Parlamento Europeo.

    • Es la primera vez que los ciudadanos europeos indican en un Eurobarómetro que el cambio climático debe ser la primera preocupación para la Eurocámara
    • Seis de cada diez europeos creen que las protestas juveniles en este tema han tenido un efecto directo sobre la política
    • El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, participa el 2 de diciembre en la inauguración de la COP25 en Madrid

Combatir el cambio climático debe ser la prioridad principal del Parlamento según el nuevo Eurobarómetro, que destaca la gran influencia de las protestas juveniles

“Combatir el cambio climático y preservar nuestro medioambiente, nuestros océanos y la biodiversidad” debe ser la principal prioridad para el Parlamento Europeo, según la opinión expresada por los ciudadanos en un nuevo Eurobarómetro realizado por el Parlamento Europeo, que se llevó a cabo en octubre de 2019. En la encuesta anterior a las elecciones del pasado mayo, el cambio climático ya era uno de los principales motivos para votar, especialmente para los más jóvenes, pero ahora es la primera vez que los ciudadanos lo sitúan a la cabeza de la lista de prioridades.

Continuar leyendo “Los europeos opinan que el cambio climático debe ser la primera prioridad”

Publicado el

La Fiscalía participa en el Cambio Climático.

Como todos los años en muy interesante leer la Memoria de Medio Ambiente y Urbanismo, que detalla las actividades e iniciativas desarrolladas por la Unidad de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado.

Me han llegado los trabajos desarrollados a lo largo del año 2018, siguiendo la misma línea fijada en las memorias precedentes. Varias cosas a destacar.

Fiscales integrantes de las Secciones Delegadas de Medio Ambiente y Urbanismo en las Fiscalías Españolas.

En relación a los Fiscales que se dedican a esta materia, hay que señalar que su número ha ido constantemente en ascenso desde la creación de la especialidad.

En 2018 están adscritos a la especialidad un total de 184 fiscales, de los que 50 son Delegados y 138 especialistas. Dentro de esta cifra se recogen 14 Fiscales de Enlace, el Fiscal de Sala y los 3 Fiscales Adscritos al mismo.

Fiscalía y urbanismo.

En el caso de Las Palmas, el Fiscal Delegado subraya el incremento de las denuncias de construcciones ilegales -en la modalidad de la autoconstrucción- que en los años 2012 y 2013 estuvieron estancadas. Emerge nuevamente el fenómeno del particular que sin título habilitante y en clara contravención con el planeamiento urbanístico, realiza la construcción, en terreno rústico, de una vivienda ilegal.

La memoria de Las Palmas subraya que, en todas las sentencias condenatorias dictadas por delitos contra la ordenación del territorio, se condenó al acusado de conformidad con lo dispuesto en el artículo 319.3 CP, y a petición del Fiscal, a la demolición de lo ilegalmente construido y a la reposición física del terreno a su estado originario.

Desde el cangrejo azul hasta los grafiteros. Continuar leyendo “La Fiscalía participa en el Cambio Climático.”