Publicado el

Energía renovable en Europa: el cuello de botella

Las Asociaciones empresariales de Energía Renovable se quejan de la complejidad y lentitud de las normas y procedimientos que se están aplicando a los proyectos de energías, deviniendo obstáculos comprometedores del cumplimiento del Acuerdo Verde Europeo.

En una carta dirigida a la Unión Europea, el sector se muestra preocupado por el impacto contra los objetivos de descarbonización asumidos para 2050 a causa de la lentitud y complejidad de los procesos para obtener los permisos de instalación de las diversas energías renovables.

En su misiva, se urge a la Unión Europea a afrontar con decisión el respaldo a proyectos para alcanzar los objetivos de un necesario Plan de Recuperación posterior al COVID-19.

Así, se reclama el papel de liderazgo para generar actividad económica en las áreas fundamentales de la economía: Energía, transporte, climatización… afrontando el necesario cambio con tecnologías respetuosas con el medio ambiente, competitivas en costos, eficientes e intensivas en generación de empleo.

Se quejan las Asociaciones de la complejidad y lentitud de las normas y procedimientos que se están aplicando a los proyectos de energías, deviniendo obstáculos comprometedores del cumplimiento del Acuerdo Verde Europeo.

Los marcos regulatorios poco claros y los retrasos inquietan a los inversores y obstaculizan la generación de economías de escala que impiden el uso de las tecnologías más eficientes disponibles, que podrían llevar a cabo la transición al menor costo para la sociedad.

De esta forma, se pide a la Comisión Europea la adopción de medidas para eliminar los cuellos de botella que asfixian el necesario flujo de puesta en marcha de proyectos de energía renovable en Europa, con iniciativas contundentes para:

  • Asegurar que los Estados miembros transpongan y apliquen efectivamente las normas de permisos de la Directiva de energía renovable de 2018 para proyectos de energía renovable nuevos y renovados, es decir, punto de contacto único y proceso más corto;
  • Auditar a los Estados Miembros sobre si tienen los recursos administrativos y humanos para procesar las solicitudes de permisos necesarias para los compromisos de energía renovable asumidos en los Planes Nacionales 2030; y
  • Aclarar con los Estados miembros que no existen barreras en la legislación de la UE que prohíban cambios en las especificaciones tecnológicas durante el plazo entre la solicitud de permiso y la construcción de un proyecto de energía renovable.

Por su parte, el sector europeo de las energías renovables manifiesta su total compromiso para cooperar y apoyar a la Comisión Europea para hacer llegar estos puntos a los Estados miembros con el nivel de detalle que resulte preciso.

Suscriben la misiva: Bioenergy Europe, EGEC, EREF, ESTELA, ESTIF, Ocean Energy Europe, SolarPower Europe y WindEurope. Fuente: suelo solar.

 

Un comentario en “Energía renovable en Europa: el cuello de botella”

  1. En canarias con la gran dependencia de energía externa, el ejecutivo Autonómico y los Cabildos tendrían que volcarse en implementar medidas para favorecer la instalación de más fuentes de energía renovable, aprovechemos el sol, viento y mar. ahorrándose el archipiélago mucho dinero, evitar contaminación, cuidando el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.