El pacto del autoconsumo energético

La convalidación por el Congreso de los Diputados la pasada semana del Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, es una gran noticia para aquellas personas/organizaciones que venimos reivindicando más energía limpia, derogación del “impuesto al sol”, bonos sociales, reducción de emisiones, etc.
Hacia una economía verde y de escala.
La apuesta por una transición energética es indispensable y urgente. Partiendo de esta premisa y en el contexto de elevación de precios en el mercado eléctrico en el que nos encontramos, el autoconsumo eléctrico renovable es un elemento imprescindible para lograr que el consumidor pueda obtener una energía más limpia y barata.
El acuerdo alcanzado por el Congreso funde sus raíces en la Proposición de Ley sobre autoconsumo presentada por la mayoría de los grupos políticos, reflejo del amplio consenso existente en la materia, la madurez de los argumentos y la clara necesidad de nuevos ajustes legislativos.Placas-solares-sobre-una-balsa-de-riego-002.jpeg
Se persigue ampliar la integración de las energías renovables, el fomento de la movilidad sostenible, la eficiencia energética, la transformación tecnológica y sus usos que haga posible una energía más limpia y barata.


Autoconsumo sí. Impuesto al sol no.
En España, la actividad de autoconsumo apenas ha iniciado su despliegue debido a una serie de barreras regulatorias existentes, que dificultan, desincentivan o hacen inviable económicamente esta actividad.
Se persiguen tres principios: a) se reconoce el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin cargos; b) se reconoce el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios consumidores para aprovechar las economías de escala; y c) se introduce el principio de simplificación administrativa y técnica, especialmente para las instalaciones de pequeña potencia.
La implantación del autoconsumo renovable permitirá disminuir la factura energética con carácter inmediato a los consumidores que lo instalen y, adicionalmente, detraerá demanda de energía en el mercado mayorista, contribuyendo de esta manera a una contención y disminución de precios en el mercado mayorista de energía eléctrica, a una mejora de las condiciones ambientales y a una reducción de la importación de hidrocarburos que redundará en una mejora de la balanza de pagos.
El desarrollo del autoconsumo permitirá la puesta a disposición inmediata para los consumidores de alternativas más económicas para su suministro eléctrico, operando como un seguro ante los elevados precios de la electricidad que se están registrando en los mercados.
Un futuro más soleado.
Aunque estos acuerdos y medidas han llegado en un otoño bastante lluvioso, las reformas saludan al sol como fuente de energía limpia.
Así, el futuro debe ir por compromisos sostenibles y eficientes. Las organizaciones ecologistas han trasladado al Gobierno los requisitos mínimos que, debe incluir el Plan Nacional de Energía y Clima (PNEC) para que sea efectivo en la lucha contra el cambio climático, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en consonancia con limitar el incremento de la temperatura global por debajo de 1,5ºC.
Algunas de estas reivindicaciones van en la línea de: a) establecer la meta para 2040 como año de emisiones netas cero mediante una planificación coherente que cada 5 años plantee objetivos obligatoriamente más ambiciosos; b) las emisiones deberán reducirse de forma anual en un ritmo de descenso de al menos el 7%. c) acelerar la transición a un sistema eléctrico 100% renovable en 2030; e) Impulsar una transformación radical del sector de transporte, fijando el fin de la venta de automóviles de pasajeros de gasolina y diésel, incluidos los híbridos convencionales, para 2028, lo que significa que todos los automóviles nuevos deben ser eléctricos después de esta fecha, etc., etc., etc.
La ministra gestora de la administración civil.
Mucho trabajo le queda por delante a la nueva Ministra de la Transición Ecológica, Teresa Ribera, funcionaria (A1) de la administración.fototeresaribera_tcm30-451614.jpg
Lleva un superministerio que agrupa las políticas en materia de lucha contra el cambio climático, la protección del patrimonio natural, de la biodiversidad y del mar, agua y energía, y la transición a un modelo productivo y social más ecológico, que no es poco.
Por ahora, anotamos en sus guarismos el primer “pacto legislativo” en una etapa donde parecía que oligopolio energético y sus “puertas giratorias” socavaban los cimientos de los tres poderes del Estado.
Para saber más:
• Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores (BOE 06 de octubre de 2018). Órgano JEFATURA DEL ESTADO. Publicado en BOE núm. 242 de 06 de octubre de 2018. Vigencia desde 07 de octubre de 2018. (www.boe.es).
• Convalidación en el Congreso mediante la Resolución de 18 de octubre de 2018, del Congreso de los Diputados, por la que se ordena la publicación del Acuerdo de Convalidación del Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores (BOE de 26 de octubre de 2018). (www.boe.es).
• Propuestas de las principales organizaciones ecologistas (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF) trasladadas al Gobierno para incluir en el Plan Nacional de Energía y Clima (PNEC). (https://www.ecologistasenaccion.org/?p=108365).
Cómo citar este artículo de autor ©: MONZÓN SANTANA, ÁLVARO J., extracto del blog “ventana verde” del C7. Telde, 01 de noviembre de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.