Publicado el

Historias de Tokio: Yui, esencia (3ª parte)

Y lo intentó. Desesperadamente. Buscó por tierra, mar y aire a alguien que me pudiese sustituir y le fue imposible. Casi me hizo firmar una declaración jurada por la que me comprometía a asistir a las grabaciones aunque estuviese de parto.
Así que ahora que lo pienso con la perspectiva del tiempo, la comunicación a terceros (incluído Jin) de mi embarazo se parecía más a un anuncio de nuevos recortes en tiempo de crisis que a una “buena nueva”. Jin tardó quince días en asimilarlo. Al decimoquinto día, cuando Yui medía 12 mm, decidió llamarla “mis doce milímetros” y aceptar que venía en camino. Continuar leyendo “Historias de Tokio: Yui, esencia (3ª parte)”

Publicado el

Historias de Tokio: Yui, esencia (2ª parte)

Aquel día había ido a la NHK para ayudar a Yoko, la productora del programa de televisión en el que trabajaba, con los guiones. Cuando me acompañó a una de las salidas del macro edificio (estudios de grabación, oficinas, comedores…un verdadero laberinto) le dije que se sentara, que tenía que decirle algo. Me miró asustada pensando que me pasaba algo grave; pero a los pocos minutos no paraba de abrazarme más feliz que unas pascuas, de darme consejos o de decirme que no me preocupase, que por el momento no había problema por salir en la tele mientras no se notase la barriga (a ella no le importaría mantenerme hasta el final en el programa, pero los jefazos…) y que mi trabajo en la radio, por supuesto, continuaba. Continuar leyendo “Historias de Tokio: Yui, esencia (2ª parte)”