Publicado el

Nos hemos mostrado y hemos gustado

Conseguimos el propósito. Las empresas de inserción de la Comunidad Valenciana teníamos una cita en Las Naves, un magnífico espacio de innovación situado en una antigua fábrica.

Esta vez no íbamos solas, nos acompañaba en la organización Labora, el organismo de la Generalitat Valenciana que tiene las competencias en la calificación de las empresas de inserción y la orden de ayuda. Y se nota, la verdad. No es lo mismo ir de la mano de una entidad con capacidad de convocar y llegar a los medios que comérselo  sola. Pero sobre todo, es un placer saber que están por la labor, que disfrutan con lo que estamos haciendo, que creen en este instrumento de inserción por lo económico que son las empresas de inserción. Susurraba a los oídos de mis compas esa canción de Sole Giménez: ¡Ay, cuánto hemos cambiado! ¡Y cuánto nos ha costado¿ Quizás por eso sabe tan bien estos resultados

Continuar leyendo “Nos hemos mostrado y hemos gustado”

Publicado el

Europa no es una María

Seguimos en campaña electoral. Hay quien está utilizando el término de “segunda vuelta” como si de una competición de tratara. Y tiene toda la pinta de que así va a hacer.

El panorama político de este país se va a completar este próximo domingo cuando volvamos de nuevo a llenar las urnas. Al menos eso sería lo deseable, acudir a nuestras mesas electorales en masa, como hicimos en las elecciones generales para cumplir con nuestra responsabilidad de ciudadanía. La democracia no se mide solo metiendo una papeleta en el día x pero esa es una manera necesaria de hablar, de manifestar hacia dónde queremos que vayan nuestra clase gobernante. Continuar leyendo “Europa no es una María”

Publicado el

Votar para no lamentar

Estamos ya en la recta final de la campaña electoral. El próximo domingo, tenemos una cita en las urnas para elegir la nueva composición del Congreso y el Senado. También en la Comunidad Valenciana se iniciará un nuevo ciclo tras el adelanto de las elecciones por parte del presidente Ximo Puig.

Mucho se está diciendo, escribiendo, opinando porque debatir, debatir no se hace mucho, la verdad.

Estamos asistiendo a una campaña bronca, con tintes de mala educación, donde las mentiras se cuelan sin que crezca la nariz.

No me ha gustado nada este tono.  Me he preguntado muchas veces si los candidatos dejan ver a sus hijos e hijas las declaraciones que hacen, si les permiten ver cómo se relacionan con sus adversarios, si les dejan utilizar el mismo vocabulario que usan ellos para referirse a sus interlocutores cuando les envían al colegio a jugar  en el patio del colegio o se reparten los grupos en la clase de mates. Y también tengo curiosidad en cómo les explican el respeto a  los turnos de palabra.

Y digo políticos, porque estamos bajo la imagen de los dos debates que se han llevado a cabo estos dos días. Es una fotografía que no por sabida  deja de doler: la imagen de cuatro candidatos hombres, listos para debatir, mientras las mujeres dejaban impoluto el escenario y quitaban el sudor de sus señorías. Esta imagen  sigue siendo poco representativa de lo que este país está viviendo con la cuarta ola feminista. Continuar leyendo “Votar para no lamentar”