Publicado el

Objetos perdidos

papeles perdidos.JPGMis lectores asiduos ya habrán advertido mi fascinación por el siglo XIX. Si es la primera vez que me lee queda avisado, y le invito a retroceder a esa época leyendo mis otros artículos, si éste que hoy le ofrezco le parece interesante. Pasar una tarde en los archivos leyendo periódicos antiguos es uno de mis pasatiempos favoritos. Y una forma de viajar en el tiempo. Aunque más que un pasatiempo, es una pasión que no atiende a razones, como la mayoría de las pasiones. La lectura comienza bajo la luz de un fluorescente, cuando traspaso los márgenes quebradizos de esos efímeros e incómodos ejemplares, que en la mayoría de los casos tienen el tamaño de una sábana y que por su fragilidad están condenados a desaparecer, tarde o temprano. Continuar leyendo “Objetos perdidos”

Publicado el

Tras el papel pintado

IMG_0954 ret.jpgEn Vegueta hay lugares encantadores y encantados. Los primeros saltan a la vista; los segundos hay que encontrarlos, y no es tarea fácil, a veces están tan a la vista que los pasamos por alto. Es extraño que suceda, pero puede pasar que un mismo espacio reuna ambas condiciones. La rareza se da en un restaurante ubicado en la Plaza de San Antonio Abad, en el nº 5. La Otilia, así se llama, ocupa los bajos de un enorme caserón levantado a principios del siglo XX. En el interior la luz es ténue, pero suficiente para distraer la vista con el fruto de un hallazgo fortuito y degustar, mientras tanto, una copa de vino ¿tinto o blanco? lo dejo a gusto del lector. Pero vayamos al descubrimiento. Continuar leyendo “Tras el papel pintado”

Publicado el

Una estampa singular

una estampa singular.jpgMire esta fotografía. Para un profano en la materia, puede que resulte complicado ubicarla en el tiempo y en el espacio. Para ello es importante tener el ojo educado y observar al detalle la imagen para no errar en el cálculo. El ancho de la calle, los comercios y los raíles reducen las posibilidades, partiendo de la base de que se trata de una singular estampa de la ciudad de Las Palmas. El lector ya habrá deducido, si no lo sabía a priori, que se trata de una antigua fotografía de la Calle Mayor de Triana tomada de norte a sur. Poco vista, por cierto. Ya tenemos el espacio, ahora vayamos al tiempo. Teniendo en cuenta que la electricidad llegó a la ciudad en 1899 y que en la imagen no hay indicio alguno de alumbrado eléctrico podemos afirmar que fue tomada antes de esa fecha. Para cerrar aún más el círculo basta con saber que el tranvía a vapor se inauguró en 1890. Con estos datos podemos afirmar que estamos en Triana en las postrimerías del siglo XIX. Continuar leyendo “Una estampa singular”