Publicado el

Secreto a voces

Les contaré un secreto a voces. Hay una mansión en Vegueta donde, por una moneda, puedes viajar al pasado. Para mí es una necesidad ir de vez en cuando, y créanme si les digo que el viaje a otra época está garantizado. La expedición comienza donde están los libros y los periódicos antiguos. Yo saludo, compro mi billete y luego elijo el año. La última vez no me fui muy lejos.
Ante mí, un ejemplar de la Revista Comercial del Círculo Mercantil de Las Palmas de 1887. En las páginas amarillentas todos los acontecimientos del momento, las opiniones, los anuncios, los vapores, los veleros…
A continuación transcribo un breve artículo encontrado en ese periódico titulado “Inglaterra en Gran Canaria”. Léanlo y díganme si no viajaron a Las Palmas en los últimos años del siglo XIX:
“Si quisiéramos más pruebas de la influencia beneficiosa ejercida por los ingleses en Gran Canaria, bastaríamos girar los ojos en torno y fijarlos en el espectáculo diario de nuestras calles, recorridas a toda hora por nuestros estimables huéspedes que, consumiendo y gastando, cooperan en mucho al mejoramiento de la fortuna pública; en la elevación del valor de las fincas urbanas y del precio de los alquileres de las habitaciones; en el sostenimiento de esa infinidad de carruajes que, cruzando sin cesar la ciudad en todas direcciones, la dan ruido y aspecto de capital grande y próspera; en los cafés, que ahora se mantienen y aseguran y hasta no hace mucho eran, por falta de parroquia, imposibles aquí, o poco menos; en tantos y tantos otros elementos creados para satisfacer las necesidades de una colonia numerosa y rica, imposibles de recoger y enumerar en el espacio breve que hemos querido dar a este artículo.”
Hay un lugar en el casco antiguo donde, por un precio irrisorio, emprendes un viaje de ida al pasado. Ese lugar es la Hemeroteca de El Museo Canario.
historia de viajes.jpg
Fotografía tomada en uno de los anaqueles de la antigua biblioteca del Dr. Chil.

Un comentario en “Secreto a voces”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.