Publicado el

Larga vida al Alpendre de La Vega

El ligero descenso de la temperatura, me suele llevar, casi con total naturalidad, a buscar un buen restaurante en la cumbre, donde el frío se vive con agrado, y donde invita a disfrutar de una buena comida en esos grandes comedores rústicos que tanto encanto desprenden.
De ahí que el domingo pusiera rumbo a San Mateo, municipio de buen comer, y de una belleza inigualable. Allí se encuentra el restaurante Alpendre de La Vega, mitad canario mitad andaluz, y del que tan bien me habían hablado. Llamé desde Las Palmas para reservar mesa, ingenuo de mi, cuando me dijo la amable voz femenina al otro lado del teléfono que al mediodía no se reserva, que fuera, cogiera número, y esperara. Tras esas precisas indicaciones, me presenté en San Mateo tras un agradable paseo, comprobando lo verde y bonita que está Gran Canaria. Una vez en el Alpendre, lo previsible, y la mejor señal de que allí se come bien; el restaurante a reventar. Tras coger número y esperar unos 25 minutos, esta fue mi última comida en el Alpendre de La Vega.

IMG_9641.jpg

Continuar leyendo “Larga vida al Alpendre de La Vega”

Publicado el

Una agradable sorpresa en Las Canteras

Poder disfrutar de un buen almuerzo en un soleado día viendo el mar de Las Canteras es un placer significativamente importante. Lamentablemente, en en el paseo no abundan los restaurantes de cierto nivel, claramente conquistado por locales de comida fácil, con el sello de comida italiana casi en cualquier punto de la playa. Aún así, localizar un buen plato de pasta o una buena pizza también es una labor compleja, pero eso ya es otra película.
Hace unos meses, la gente del célebre Vigo, decidió dar un giro completo y cambiar su imagen, su carta y hasta su nombre. Lo que un día fue el mejor local para comer caracoles picantes, ahora es El Reboso Las Canteras, lo que ha supuesto, en mi caso, una agradable sorpresa a pie de playa y a unos precios muy competitivos. Este fue mi último almuerzo en El Reboso.

IMG_8445.jpg

Continuar leyendo “Una agradable sorpresa en Las Canteras”