Publicado el

No quiero un steak tartar a domicilio

La ilusión de abrir las puertas por primera vez, recibir a los primeros clientes, coleccionar buenas críticas, consolidarse, ser un referente, y por último ser una institución. Es un proceso soñado por cualquier emprendedor que decida aventurarse a la valiente labor de abrir un bar, un restaurante, una tasca, un guachinche o un comercio especializado, por poner algunos ejemplos. Continuar leyendo “No quiero un steak tartar a domicilio”