Carne artificial, ¿Realidad o ficción?

La carne sintética, carne cultivada o carne in vitro, es el producto final obtenido a partir del cultivo de células madre de un animal vivo, con su posterior conversión a células musculares.

Para producir este tipo de carne, se necesitan en primer lugar células madre de un animal, las cuales se pueden obtener del animal vivo sin causarle ningún tipo de daño, pero estas cursan con la desventaja de que son un tipo de células que “todavía no han decidido qué van a ser”, por lo tanto, no se sabe con seguridad si dichas células terminarán convirtiéndose en las células musculares, que son en este caso, las necesarias para la producción de carne.
Gráfico-células-madre.jpgLas células musculares en este caso “ya saben lo que son”, pero estas tienen muy difícil el poder multiplicarse para formar el tejido esperado al contrario que las células madre. Es por esto que los investigadores usan células madre para este tipo de producción.
Una vez obtenidas las células musculares a partir de las células madre, éstas serán situadas en un medio de cultivo, que es una solución que contiene las condiciones y los nutrientes necesarios para el crecimiento de estas células.
Y finalmente, como último paso, todo deberá ser mezclado en un biorreactor en el cual se crea un ambiente parecido a un gimnasio con un entrenamiento específico para lograr una hipertrofia (aumento de tamaño) en las células musculares, obteniéndose así el tejido esperado.

héroecelular.jpgY aunque la elaboración de este tipo de carne parece estar bastante clara, ésta presenta aún unos altísimos costes, un irregular sabor en los productos obtenidos así como la carencia total de garantías sobre si puede o no ser el consumo del mismo perjudicial para la salud, poniendo como ejemplo la primera hamburguesa artificial creada en 2013.

bioeconomia-carne-sintetica.gifCrear una enmarañada estructura compuesta por músculos entre-tejidos por capilares finos y largos transportadores de sangre y nutrientes hacia las células resulta ser aún una tarea muy complicada, por lo que para que la carne sintética se convierta en una realidad, faltan aún algunos cuantos años.
Y es que grandes personalidades como Bill Gates, invierten ya millones de euros con el objeto de hallar una manera sencilla y barata de producirla, ya que nos encontraríamos ante una de las mayores herramientas con la que lograr reducir de manera notable el gran número de cabezas de ganado existentes hoy en día debido a que no sería necesario causar la muerte a un animal para así obtener carne.

uVJfYET.jpg
Puedes seguir también toda mi actividad a través de mi blog personal www.futureandfood.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.