Las cuevas y los diarios

Todo es siempre una incertidumbre. Vivir es un verbo que no se entiende sin ese arcano diario que nos sube y nos baja como si viajáramos en un tiovivo de la infancia. Ha habido otras pandemias mucho más peligrosas que la que vivimos, pero esta se multiplica por las redes sociales y por los nuevos medios de comunicación, y también se magnifica y se expande porque ya el mundo dejó de ser un espacio donde cada cual vive una vida diferente.

Para lo bueno y para lo malo, todo lo que sucede en un lugar nos termina llegando al resto de los habitantes del planeta. Somos más viajeros y más cosmopolitas, y en esos itinerarios viajan los libros, las canciones y las ideas, pero también llevamos con nosotros los virus y los miedos.  Los que no podemos hacer nada ahora mismo debemos respirar hondo, cuidarnos y cuidar a los que tenemos cerca, y hacer caso a los que curan e investigan para que todos podamos volver a la normalidad de la vida diaria.

No sucede nada porque hoy estemos más desorientados que ayer. Siempre ha habido reclusiones en cuevas para poder salvarnos, y en esos encierros es donde se han gestado muchas de las mejores ideas de la humanidad, algunos de los grandes avances y, por supuesto, todas las grandes historias literarias. Volvamos a la narración oral en estas horas de incertidumbre, inventemos mundos nuevos, recordemos lo ya vivido, y aprendamos que somos un poco dioses cuando creamos algo nuevo en medio de la nada.

La lectura es también un viaje que uno hace siempre hacia sí mismo. La paciencia necesaria la vamos a encontrar en esos viajes a través de la imaginación y de los personajes que otros han creado antes. Lean, cuéntese historias y escriban un rato cada día. Les invito a que comiencen un diario y a que rebusquen mucho más allá de las palabras.

 

 

 

Un comentario en “Las cuevas y los diarios”

  1. Enhorabuena por toda su produccion literaria y especialmente por Te Matcha,aunque no pude asistir a la presentacion he seguido las entrevistas ,articulos…siga dandonos vida con su buen hacer y espero poder verlo pronto por S.Domingo que me firme el libro.Gracias,su obra y ud destila belleza interior…Mucha Suerte y exitos y “a seguir soportando la tormenta como el mastil a la vela””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.