El esclavo

Tenía que escribir un reportaje sobre los esclavos negros que vivieron en la isla en el siglo XVI. Entrevistó a historiadores y cronistas. Recopiló información en bibliotecas y luego acudió a visitar algunas de las zonas en las que había habido ingenios azucareros y plantaciones de caña de azúcar. También le señalaron el lugar exacto en el que estaba el cementerio en el que enterraban a esos esclavos. Él había jugado muchas tardes sobre aquellos campos que seguían milagrosamente a salvo de la especulación que ha destrozado casi todos los pueblos de la isla en las últimas décadas. Sintió un escalofrío tremendo cuando caminó por donde tuvieron que estar las tumbas de los esclavos y enseguida se reconoció como uno de ellos. Lo habían atrapado en la costa de Senegal y lo habían maniatado para traerlo hasta aquellas fincas del norte de Gran Canaria. Él era el otro incluso cuando escribía el reportaje. No podía ser objetivo y habló con el redactor jefe para que se lo encargara a otro compañero. Ahora escribe una novela. Le van dictando sus atávicos recuerdos y reconoce el olor de aquel barco negrero y el dulzor de las cañas cuando las prensaban en los trapiches y en los ingenios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.