El espontáneo

Nadie se ha dado cuenta ni yo lo he contado jamás; pero si vieran mis películas con detenimiento lo verían siempre en algún plano. Como ya sé que su presencia es inevitable, en cada película hay una escena con grandes multitudes. A veces es un concierto y otras un plano a alguna calle de una gran ciudad o un acontecimiento deportivo. Él siempre aprovecha esos planos largos para mostrarse. No es un ególatra ni tiene ansias de protagonismo. No sé quién es, ni por qué necesita aparecer en la pantalla. A veces pienso que solo ruedo películas para que él pueda seguir existiendo.

Un comentario en “El espontáneo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.