La placa

No quitaron la placa. Yo la llevaba viendo desde que era niño. Jacinto Fuentes Rodríguez. Abogado. Murió hace por lo menos veinte años y ese despacho está desocupado desde entonces. La placa se ha ido corroyendo y apenas se distinguen las letras. Quedan las mayúsculas del nombre y los apellidos y la A de abogado. Las minúsculas desaparecieron hace años. La J, la F, La R y la A parece que trazan un extraño acróstico que solo somos capaces de entender los que vimos a aquel hombre siempre serio entrar y salir de ese despacho en el que el óxido del metal se termina asemejando al olvido que deja el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.