Los sumergidos

Leía en la orilla de la playa una novela con muchos personajes y con una trama situada en Praga a principios del siglo XX. Se quedó dormido con el libro sobre su barriga. Luego se despertó, se dio un baño y se fue a su casa sin acordarse de la historia que estaba leyendo. El libro quedó recubierto de arena en aquella playa. Lo dejó olvidado. Fue de madrugada, al despertar sobresaltado, cuando escuchó los gritos de todos aquellos personajes dentro de su barriga. Querían salir, pero no sabían que el libro lo había arrastrado la marea y que estaban en el fondo del océano como los pecios olvidados para siempre.

Un comentario en “Los sumergidos”

  1. No escribo con frecuencia , porque sería repetitiva . Admiro de tal forma , la capacidad de crear algo profundo , solo mirando una persona o una situación , que diría mil veces : Dale gracias a la vida por permitirte ser capaz de imaginar historias con tan poco . Y doy gracias yo , porque con ellas , veo paisajes , caras , miradas , tengo sensaciones , me ilusiono, y me lleno de vidas …….
    Nunca dejes de contármelo , y gracias de nuevo …………..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.