El gol fantasma

El balón tocó la red y desapareció para siempre. Eran los tiempos en que los partidos no eran televisados. Aquel hombre me contó que el balón entró en la portería y que cuando el portero fue a buscarlo no encontró nada. El árbitro, que estaba ya en el centro del campo, volvió y anuló el gol, y luego puso en el acta que había sido un gol fantasma porque el balón había desaparecido. Ese hombre, que tenía una prometedora carrera, se retiró para siempre. Muchos años después pidió entrar a aquel mismo estadio y encontró el balón al fondo de la portería. Se lo llevó a su casa y de vez en cuando sale a la calle botándolo como si fuera un niño. Nos dice a todos que ese es el gol que marcó su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.