Transeúntes

A veces la vida se va contando entre unas cuantas baldosas de una calle. En casi todos mis paseos por Triana me encuentro con un grupo de personas hablando en el mismo sitio. Supongo que llevará pasando desde hace muchos años, cuando había otras baldosas, y esa parte de la calle era una acera por la que discurría la gente a todas horas. Van variando los tertulianos, y uno, cuando pasa a su lado, escucha fragmentos de conversaciones sobre la actualidad política, sobre diagnósticos médicos o sobre el tiempo que hace en ese momento. Imagino que hay lugares que atraen conversaciones, como si lo que unos dijeron hace muchos años necesitara complementarse con lo que dicen los que van pasando en cada presente. Dentro de unos años, seguro que habrá otros grupos de personas hablando cerca del eco de nuestras palabras en los lugares por los que transitamos entre conversaciones ajenas y soliloquios ensimismados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.