Jesús Hermida

Acaba de morir Jesús Hermida, y sobre la marcha aparece Kennedy, la llegada del hombre a la luna y una particular manera de contar los grandes acontecimientos que le tocó vivir en primera fila. Luego casi pasó a formar parte de nuestra familia cuando entraba en casa con De Cerca o Su turno, en aquellos años en los que la política contaba con gente que debatía públicamente en el Congreso o delante de una cámara.
Más tarde inauguró la tele matinal y organizó inolvidables tertulias de sobremesa con Cela o Fernán Gómez presidiendo aquellas fiestas de la palabra. Veníamos de la Carta de Ajuste y del himno nacional a las doce de la noche. Otros tiempos, otras caras, no sé si mejores o peores; pero desde luego que con gente que te llevaba a querer ser periodista para no perderte lo que acontecía lejos de tu pueblo. Jesús Hermida decía siempre que venía de un humilde pueblo de marineros y que se asomaba al mundo con el asombro de quien lo ve todo el tiempo por vez primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.