Lección de vida

A veces la poesía es la única defensa que te queda cuando te asedian y no encuentras la salida en ninguno de los caminos que tienes delante. Entonces, como escribe el poeta Santiago A. López Navia, “es tiempo de quemar tus naves/ y hacerte al mar a nado”. Lo que venga luego será solo lo que depare la aventura. Y si naufragas, persigue la estela que te muestra el poeta: “Resígnate y aprieta las mandíbulas./Será solo un momento, ya lo sabes,/y no te dolerá si no lo piensas.” Hay libros necesarios que reconocemos según llegan a nuestras manos. Arte Nuevo es uno de esos poemarios que terminas memorizando casi sin darte cuenta. Realmente te estás leyendo a ti mismo todo el rato a medida que pasas las páginas y rebuscas entre los versos.
Santiago A. López Navia cuenta lo que otros callan y le pone letra a la traición inesperada. No hay desazón mayor que la ingratitud de quienes amamos o de quienes ayudamos sin esperar nada a cambio. Duelen en los huesos y en el alma esos virajes inesperados de quienes creíamos amigos del alma. Y aún duele más que a veces sean ellos los que más atacan. Por eso he titulado este texto lección de vida. Nos enseña a caminar entre esas insidias y esos golpes tan hirientes como inesperados: “Deja para el final las incurables,/ las que jamás podrá cerrar el tiempo/ y acepta como un don, quizá como un estigma,/ que apenas se dolieron en tu herida/ algunos cuya herida hiciste tuya.”
Ya luego queda la actitud del estoico que sabe que todo acabará pasando: “Busca una silla cómoda y sitúate/delante de tu puerta bien cerrada.” Esa serenidad también la transmite la persona, y de ella se nutre luego el verso que destila lo que el tiempo ha ido asentando en el fondo del alma. “No entregues tu criterio a las celadas/ que tienden el aplauso o las insidias./ Que el canto de sirenas pueda hallarte/encadenado al mástil, pero sordo.” Todo queda en el silencio que habita en nuestros adentros. Allí se guardan los aparejos que necesitamos desempolvar de vez en cuando para no perder el norte de nuestras propias travesías cotidianas. Busquen este poemario que ha escrito Santiago A. López Navia. Ya después cada cual desplegará sus velas según los vientos del destino y de las palabras.
Arte Nuevo (Entre tantas asperezas)
Ediciones Vitruvio 2014
Santiago A. López Navia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.