Papeles viejos

En los periódicos viejos reconoce la insensatez de las vanidades. Tiene sus pequeñas manías para seguir sobreviviendo. Desde hace años se acerca a la hemeroteca y pide que le fotocopien cualquier diario de hace más de cincuenta años. Reconoce a pocos de los personajes que se creían el centro del universo de aquellos tiempos. Ese acercamiento le vale luego para ver con lejanía a los políticos, a los empresarios y a los artistas que también se creen eternos en su tiempo. No comenta con nadie sus manías mañaneras. Lo poco que realmente le interesa de ese pasado que rastrea entre papeles viejos suele estar escrito casi siempre con pequeños caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.