Los sarcófagos de Karajía

2018-05-15-03-17-45.jpgY como lo prometido es deuda, aquí les traigo un relato sobre los inquietantes Sarcófagos de Karajía. Descubrí la cultura de los Chachapoyas cuando visité la ciudadela de Kuelap, y realmente quedé impresionada. Normalmente se conoce a los Incas como los grandes pobladores de la imperiosa civilización de estos lares. Sin embargo, resulta curioso atender a las particularidades de civilizaciones pre-incas que desarrollaron mayores y más complejos sistemas en todos los ámbitos. En este caso les contaré sobre su sistema de enterramientos.Y en mi ruta por el norte de Perú no podía dejar de visitar otros lugares que me ayudasen a comprender más sobre los Chachapoyas. Conocer más sobre esa civilización pacífica que construyó la ciudad de piedra más grande de América del Sur y que fue exterminada por los españoles, como les adelanté en la anterior entrada.
Y en Kuelap me percaté que el culto a los muertos era bastante elevado, y que todavía no se ha llegado a determinar a ciencia cierta cuál era un ritual normal de enterramiento. Pues las evidencias encontradas en el territorio son sorprendentes, inquietantes, pero nada esclarecedoras. Por este motivo, decidí contratar un tour para visitar los Sarcófagos de Karajía.
Pensarán que me he vuelto loca. Una mochilera sin apenas recursos gastando dinero en hacer tour. Aunque es algo que no he hecho en los ocho meses que llevo viajando, en esta ocasión fue necesario. Lo contraté al lado de la catedral por un precio especial de 70 soles (17,50 euros). Incluyó tranporte, guía, visita a Karajía y las cavernas de Quiocta, y almuerzo en restaurante.

 

Karajía
Nos subimos en una “combi”, como aquí llaman a los transportes colectivos de 15 plazas, con muchas ganas e inquietud. Durante el trayecto de dos horas, pues Karajía se encuentra a 51 kilómetros del centro de Chachapoyas, el guía fue presentando la visita aportando algunos datos curiosos.
Estos sarcófagos se encontraron en la comunidad de Cruzpata incrustados en un acantilado que mira a un río. Los Chachapoyas se caracterizaron por practicar dos rituales de enterramiento diferente: los mausoleos y los sarcófagos. Y no fue hasta el año 1985 cuando un arqueólogo llamado Federico Kauffmann Doig condujo una expedición por las montañas para encontrar restos funerarios, pues había leído sobre esta práctica de los Chachapoyas en la publicación Mercurio Peruano de 1791.
Y fue en Karajía, después de numerosas expediciones, donde se halló el grupo más importante de sarcófagos hasta entonces conocido. La verdad que mientras el guía apuntaba estos detalles antes de llegar, la incertidumbre inundaba mi ser cada vez más. Y por fin llegamos a Cruzpatas. Todos estábamos deseando que no lloviese, pues las nubes negras cargadas de agua amenazaban en lo lejos con su llegada.
Bajamos de la combi y empezamos a caminar dos kilómetros cuesta abajo hasta llegar a la zona del hallazgo. El lugar bastante agrícola. Un pueblo cuya principal actividad económica es la producción de papa. El camino discurrió entre barrizales que eran usados por caballos y mulas de carga que transportan cosechas.

2018-05-15-03-31-00.jpgY de repente alcé la mirada y allí estaban. Imponentes e impactantes sarcófagos se alzan sobre un acantilado que a simple vista parece inaccesible. “¿Cuánto miden los sarcófagos?”, fue la primera pregunta que le consulté al guía. “Éstos sarcófagos se estiman que midan entre 2 metros y 2 metros y medio. Dada la altura en la que se encuentran es difícil determinar su longitud exacta.”, me contestó.
La ronda de preguntas no hizo más que comenzar por mi parte, pues si bien es cierto que el guía nos aportaba datos de interés, me parecieron escuetos. A veces se nota quién hace su trabajo con gusto y quien lo hace por obligación. Y en este caso se notaba que era más bien por obligación. Me contestó como pudo a las innumerables preguntas que le plantee.

2018-05-15-03-15-45.jpgSe conoce que se tuvo acceso a ellos en una expedición hace años. El acceso fue mediante arneses y bastante complicado. Por más que miraba hacia arriba no podía encontrar la manera de entender cómo habían puesto esos sarcófagos en dicho lugar. Así pues, se especula después de varios estudios que tomaban las herramientas necesarias y que los construyeron in situ.
Para el enterramiento de personas los dejaban secar para posteriormente envolverlos en telas. Finalmente, introducían en el interior del sarcófago el cuerpo en posición de sentado junto a algunos objetos. En este caso se encontraron lanzas y algunos útiles que pudieron servir en la guerra, pero también objetos considerados divinos o ceremoniales. Por este motivo, y dado que se considera que los Chachapoyas fueron pacíficos, se cree que los enterramientos de Karajía son de personas importantes de la sociedad de los Chachapoyas.

2018-05-15-03-26-42.jpgLos sarcófagos están hechos de arcilla mezclada con pequeñas ramas y piedrecitas. Solo la parte de la cabeza, pues son sarcófagos con aspecto humanoide, y la parte del pecho están más compactados. La decoración pictórica está hecha en dos tonos de rojo sobre una base blanca. Impresionante cómo después de tantos siglos se conservan prácticamente intactos. Los dibujos plasmados en el pecho son en forma de plumaje evocando a un ave rapaz. Al igual que la forma de la cara acabada en punta en la barbilla recuerda a un ave rapaz. Asimismo, hay calaveras reales en la parte superior externa de las mismas. Es lo más deteriorado, pues algunas se han caído por las inclemencias del tiempo.
Otro dato curioso es que los lugares que fueron elegidos para situar tanto los sarcófagos, como los mausoleos, no solo estaban en lo alto, sino que también se correspondían con formaciones rocosas con cavidades naturales. Se desconoce el por qué de esta elección. Y no sé a ustedes, pero yo me quedé con ganas de saber más. Fue asombroso presenciar la majestuosidad de los sarcófagos. Sin duda, una cultura desconocida de la que aún queda mucho por investigar.
En la siguiente parada que voy a realizar, voy a conocer a otras culturas pre-incas, en este caso más cerca de la costa. Me han contado que hay varias ruinas y centros ceremoniales asombrosos. Ya les contaré qué tal la aventura.

2018-05-15-03-19-51.jpg

Un comentario en “Los sarcófagos de Karajía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.