Las cataratas más impresionantes de Baños de Agua Santa

Pailondeldiablo.jpgY me atrevería a decir del país entero. Pero no puedo afirmarlo aún que no he visitado todo Ecuador. El pueblo de Baños de Agua Santa está situado a 4 horas al sur de Quito. Es una localidad cuyo centro histórico es pequeño, a la par que tranquilo y acogedor. Después de situarnos en el hostal Papachos, con otros tres voluntarios más, mi hermana y yo empezamos a visitar los atractivos del lugar.Pero no quiero continuar el relato sin antes contarles que la palabra Papacho proviene del verbo “apapachar”, que significa abrazar con cariño, acercarse con el alma a la otra persona. Y así fue como nos sentimos en el hostal. Pues junto al dueño y el resto de voluntarios hemos formado una pequeña familia. Como diría la hija de una de mis mejores amigas: una familia amorable. Sin ellos, la estancia aquí sería diferente y carecería de sentido.

El pailón del diablo

Es el punto final de la famosa ruta de las cascadas. Para apreciar esta catarata hay dos opciones, o pagar un dólar y verla desde un mirador por la parte de arriba, o pagar un dólar y medio y hacer una ruta por un bosquecillo hasta llegar al puro borde de la caída. Yo escogí la segunda opción, y la verdad que la mejor. Después de andar dos kilómetros se llega a un mirador en el cual te mojas bastante, dada la fuerza de la caída del agua.
Además, puedes acercarte un poco más si eres capaz de caminar un tramo agachas por debajo de unas húmedas rocas. Es bastante divertido, y el agua al fin y al cabo se seca. La ruta se completa retrocediendo y cruzando un puente de madera que te proporciona una vista en lo lejos espectacular. La verdad que es un paseo alucinante.
Para llegar hasta aquí hay que tomar una guagua por 50 centavos de dólar en Baños hasta Río Verde. Y si el día está bueno, puedes completar el día dándote un baño en las piscinas naturales. La verdad que el lugar es una maravilla.

Machay.jpg

Machay

A las afueras de Río Verde se encuentra el pueblo de Machay. Yo fui andando desde Río Verde unos dos kilómetros hasta la entrada a la catarata de Machay. El ingreso cuesta un dólar, pero se paga con gusto, pues el enclave natural en la que se encuentra es de una belleza indescriptible.
Una vez pagas el ingreso, accedes a un sendero ecológico que transcurre entre frutales y árboles endémicos. Hasta llegar a un mirador donde admirar a lo lejos como cae el agua de la cascada en medio de la frondosidad del bosque. Sin perder más tiempo seguimos bajando, en esta ocasión por unas escaleras de madera que te conducen a un puente colgante también de madera. Las vistas son cada vez más alucinantes. Por algo es el pueblo más bonito límite con la selva amazónica.
Al llegar al salto sucede algo parecido al Pailón del Diablo, pues la caída es tan fuerte que un rocío de agua empapó mi ropa. Por suerte en este lugar sí me pude bañar, ya que en el Pailón es imposible. El agua estaba helada, pero no todo el mundo tiene la suerte y el privilegio de estar en ese idílico lugar. Y en honor a mi padre que siempre toca el agua o se baña en todos los saltos de agua que encuentra, me armé de valor y me sumergí en las frías aguas del río. La verdad que con estos paisajes cada vez me enamoro más de este lugar.

Pailn.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



El contenido de los comentarios a los blogs también es responsabilidad de la persona que los envía. Por todo ello, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de los mensajes enviados.

En los comentarios a los blogs no se permite el envío de mensajes de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se permitirán mensajes difamatorios, ofensivos, ya sea en palabra o forma, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos.